ESPECIALIDADES

PATOLOGÍA GENITAL PENEANA

CRIPTORQUIDIA

La criptorquidia, se caracteriza por la falta de migración testicular a las bolsas escrotales, tanto unilateral como bilateral. Hay ausencia de testículo palpable a nivel de las bolsas de los testículos. Hay que diferenciar entre los testes criptorquidicos y los “testículos ectopicos”, inserción testicular en otra ubicación, fuera del camino habitual y de los “testículos en ascensor o migratorio”, definidos como los testes que completaron su proceso de descenso, ubicados en formas variable entre las bolsas escrotales y el canal inguinal, desplazamiento anómalo secundario a un reflejo cremastérico aumentado. Es una malformación cuya incidencia va en aumento, afecta a casi el 5% en el momento del nacimiento. Casi la mitad se resuelve antes de la edad de 3 meses, al año, afecta a más del 1% de los niños. La mayoría son unilaterales y comprometen el testículo derecho (70%).

 

¿Cuáles son las manifestaciones clínicas?

En general no produce molestias, el diagnostico de criptorquidia, se efectúa en examen clínico de rutina durante la exploración testicular. Actualmente se emplean diversas técnicas diagnosticas complementarias como la Ecotomografía a nivel inguino-escrotal, para localizar los testes no palpables, el TAC, Resonancia Magnética en testículos abdominales

 

¿Cómo y cuando se trata?

Se recomienda el tratamiento quirúrgico a partir de los 6 meses y siempre antes del segundo año de edad.
 El descenso testicular - orquidopexia con o sin cirugía complementaria de hernia inguinal es el procedimiento quirúrgico que se realiza. Esta intervención requiere anestesia general, la duración de la cirugía es de 30-60 minutos, se efectúa durante una hospitalización transitoria, se da de alta en general a las 6 hrs. post-operatorias.

 

TORSIÓN TESTICULAR O DE CORDÓN ESPERMÁTICO

La torsión del testículo, se relaciona con una anomalía congénita de la fijación de la gónada, que le permite girar sobre sí mismo. Se produce una rotación del cordón espermático sobre sí mismo ocasionando una disminución del aporte sanguíneo al testículo y al epidídimo. Es una verdadera emergencia que requiere tratamiento quirúrgico inmediato.

Clínica

El cuadro clínico se caracteriza por dolor testicular de inicio repentino ,este puede irradiarse a región inguinal o suprapúbica, acompañado de tumefacción escrotal. Pueden aparecer náuseas o vómitos.
El testículo esta elevado hacia el anillo inguinal ,es  doloroso al tacto e incluso estar aumentado de tamaño.

Diagnóstico

El cuadro clínico caracterizado por dolor escrotal de inicio rápido y compromiso del estado general. Ecotomografía DOPLER Testicular, permite confirmar la presencia de flujo sanguíneo en el testículo.
El único tratamiento es quirúrgico, y destorcer el cordón debe hacerse dentro de las primeras 6 horas para evitar daños permanentes en el testículo (necrosis testicular en particular). Durante la operación, fijar el testículo y el otro testículo para evitar que se produzca la torsión en la gónada contralateral.

 

TORSIÓN DE APÉNDICES TESTICULARES O HIDÁTIDE

Los apéndices o hidátides testiculares son remanentes embrionarios, se encuentran en el polo superior testicular. 
El escroto agudo causado por la torsión de estas estructuras está provocado por los apéndices testiculares, se presenta fundamentalmente en prepúberes a los 10-14 años. Se manifiesta como dolor testicular de presentación brusca sin compromiso del estado general. El eco-dopler testicular, confirma el diagnóstico.
El tratamiento es variable conservador o quirúrgico, dependiendo del caso.

 

ORQUIEPIDIDIMITIS- EPIDIDIMITIS

Es la inflamación aguda o crónica del epidídimo, el conducto deferente (deferentitis) y al testículo (orquiepididimitis). En adultos mayores la causa principal es la infección por microorganismos coliformes responsables de la bacteriuria. En el grupo de hombres sexualmente activos y menores de 35 años suele estar causada por microorganismos transmitidos por vía sexual de origen uretral  El principal mecanismo patogénico de esta infección lo constituye el reflujo de orina infectada hacia los deferentes y testículos.
Se caracteriza por dolor escrotal intenso de instauración gradual con signos de inflamación, incluyendo el epidídimo y el conducto deferente. Suele acompañarse de compromiso del estado general con fiebre y síntomas urinarios.
El diagnóstico es clínico, se asocia un hemograma, examen de orina con cultivo, Estudios ecotomograficos testiculares y de vías urinarias
Tratamiento antibiótico de amplio espectro, por un periodo prolongado de tiempo, anti-inflamatorios. Medidas generales: actividad física restringida, suspensión testicular, frío local.

HIDROCELE

El hidrocele es una condición benigna causada por la acumulación de líquido en las membrana que rodean el testículo. La mayoría de las veces, no se encuentra ninguna causa específica, pero a veces nos encontramos con la reciente noción de trauma, el tratamiento de la hernia inguinal, una infección, traumatismo etc. 
La masa formada por la acumulación de líquido en la bolsa, es de  volumen variable, no es doloroso, pero causa una molestia variable El examen físico y en definitiva una ecotomografía testicular dopler, nos dará la certeza diagnostica.
Dependiendo del grado de molestias por el paciente, se propondrá una intervención quirúrgica. La cirugía consiste en eliminar el líquido, y la resección de la membrana que rodea al testículo para evitar que se repita el hidrocele.

QUISTE DE EPIDÍDIMO

Un quiste de epidídimo se presenta en forma de una pequeña colección llena de líquido en la cabeza del epidídimo. La Dilatación quística de la cabeza del epidídimo se puede sentir, y la ecotomografía confirma la naturaleza quistica de la lesión.

 

EL VARICOCELE

Un varicocele es la dilatación anormal de las venas del testículo, principalmente al lado izquierdo. El varicocele se detecta como es una masa, sin dolor, por encima de los testículos. 
El tratamiento es necesario si el varicocele, provoca malestar significativo, deterioro de la fertilidad y la reducción del tamaño de los testículos.  El tratamiento consiste en una pequeña operación, por vía inguinal, se  ligan las venas y eliminar la dilatación de estas permitiendo detener el proceso de daño testicular.

HERNIA INGUINAL E INGUINO-ESCROTAL

Las hernias son la salida de contenido abdominal a través del conducto inguinal. El intestino hace presión desde un orificio interno inguinal hasta el canal inguinal.  

En general la hernia se produce porque el orificio inguinal es más amplio que lo normal, permitiendo la salida de contenido abdominal, el intestino puede presionar hacia afuera, produciendo una protuberancia indolora en la ingle y en el escroto. Esta prominencia puede crecer cuando el sujeto se pone de pie o hace esfuerzo y encogerse cuando se acuesta, o esta en reposo.

Diagnostico

El Dg., esta dado por la clínica, los exámenes sanguíneos generales, la ecotomografía dopler genito –inguinal.

Tratamiento

Habitualmente se recomienda recurrir a la cirugía de manera electiva. Suele asociarse a testículos migratorios u otra patología genital, pudiéndose corregirse estas, en el mismo acto quirúrgico.  Si una porción del intestino queda atrapada en el escroto, se interrumpe el suministro de sangre resultando en necrosis de tejido, cuya gravedad es significativa y de peor pronóstico.