ESPECIALIDADES

PISO PÉLVICO

En la mujer, el piso pélvico está formado por un conjunto muscular entrecruzado ubicado en la parte inferior de la pelvis. Su objetivo es sostener importantes órganos femeninos como ser: vejiga y uretra, útero y anexos, vagina, recto y ano, y permitir su adecuado funcionamiento.

 

No debemos olvidar nervios, arterias y venas, linfáticos y glándulas anexas que pueden o no estar involucrados en las patologías de la pelvis y que, pueden afectar a diferentes sistemas como ser: urológico, genital, reproductivo, digestivo, muscular, nervioso, óseo, etc.


Cada mujer tiene un 33% de posibilidades de padecer de enfermedades del piso pelviano en el transcurso de su vida y permanentemente posterga su diagnóstico y tratamiento por vergüenza o por desconocimiento de las posibilidades de mejoría, lo que incide claramente en el deterioro de su calidad de vida.


Frecuentemente, una pequeña incontinencia urinaria es considerada casi normal, hemos visto propaganda de “protectores con alas” que protegerían a la mujer en la incontinencia de orina de esfuerzo que puede comenzar por gotitas cuando ríe o hace un esfuerzo pero que siempre termina con incontinencias mayores, pues son patologías progresivas.

 

El prolapso genital, frecuente en la menopausia, en obesidad y en partos normales con hijos mayores de 4 kilos, se caracteriza por sensación de peso, aumento de volumen de los genitales ya sea anterior, comprometiendo la vejiga y uretra (cistocele), posterior comprometiendo el recto (rectocele) o total cuando está presente el útero.
Los problemas del piso pelviano se entrecruzan con otras patologías como ser: cistitis,  trigonitis o cistalgia de orinas claras, dispareunia, sequedad vaginal, vaginismo, anorgasmia, labios inadecuados, vaginas muy amplias, problemas de himen inperforado o muy resistente,  atrofias vaginales o ausencia de vagina. Ulceraciones del cuello uterino, papilomas o condilomas, vulvitis, etc.

 

No podemos ser modestos al repetir nuestra adecuada experiencia  en cirugía perineal desde los tiempos en que iniciamos en Latinoamérica  la cirugía de cambio de sexo o “adecuación sexual” en la que, a partir de órganos masculinos, creamos vaginas, labios y clítoris funcionales y con adecuada sensibilidad sexual, reconocidos por Medicina Legal y por los Tribunales  que en todos los casos otorgaron a las pacientes el reconocimiento de su sexo femenino definitivo.

 

RECURSOS DIAGNÓSTICOS.

A nuestras pacientes les ofrecemos una correcta evaluación clínica especializada.
Evaluación psicológica.
Exámenes de Laboratorios.
Estudios hormonales.
Uroflujometrías.
Ecotomografías pelvianas.
Cistoscopias y uretroscopías

 

RECURSOS TERAPÉUTICOS.

Confirmado el diagnóstico y establecida la causa, tenemos una serie de recursos terapéuticos comenzando por:

Rehabilitación kinésica con ejercicios adecuados de los grupos musculares afectados.
Recuperación psicológica de la autoestima.
Utilización de medicamentos locales.(toxina botulínica, argirol, etc.)
Uso de fármacos adecuados
Restitución hormonal.


Tratamiento quirúrgico reconstructivo o minimamente invasivo con utilización de Cintas o Mallas. Plastías vaginales, cirugía de adecuación sexual, colpoperineorrafias anteriores o posteriores, hasta reparaciones de himen. O electrocoagulaciones tipo Láser.

 

Contamos con pabellones e instalaciones adecuadas para un correcto tratamiento ambulatorio de la mayoría de las patologías mencionadas. Nuestras pacientes pueden contar con nuestra discreción y experiencia y con la certeza de su recuperación adecuada.